El registro de los arrendatarios morosos en la Ley de Arrendamientos Urbanos

El registro de los arrendatarios morosos en la Ley de Arrendamientos Urbanos

El registro de los arrendatarios morosos en la Ley de Arrendamientos Urbanos

La Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas, que modificó la Ley de arrendamientos urbanos, incluía el siguiente artículo (que no forma parte del articulado de la normativa arrendaticia):

Artículo tercero. Registro de sentencias firmes de impagos de rentas de alquiler.
1. Se crea un Registro de sentencias firmes de impagos de rentas de alquiler. Por real decreto se regulará su organización y funcionamiento.
2. Con la finalidad de ofrecer información sobre el riesgo que supone arrendar inmuebles a personas que tienen precedentes de incumplimiento de sus obligaciones de pago de renta en contratos de arrendamiento y que, por dicho motivo, hayan sido condenadas por sentencia firme en un procedimiento de desahucio del artículo 250.1.1.° o del artículo 438 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, el secretario judicial correspondiente remitirá dicha información al Registro de sentencias firmes de impagos de rentas de alquiler.
3. En el mismo sentido, los órganos de arbitraje competentes deberán poner en
conocimiento de dicho Registro los datos relativos a aquellas personas que hayan sido
declaradas responsables del impago de rentas de arrendamientos, por medio de laudo
arbitral dictado al efecto.
4. Tendrán acceso a la información obrante en el Registro, los propietarios de
inmuebles que deseen suscribir contratos de arrendamiento sobre los mismos, sean
personas físicas o jurídicas. A tales efectos deberán presentar una propuesta de contrato
de arrendamiento en la que se identifique al eventual arrendatario, limitándose la
información a la que tendrá derecho, a los datos que consten en el Registro, relacionados
exclusivamente con dicho arrendatario.
5. Las personas incluidas en el Registro podrán instar la cancelación de la inscripción
cuando en el proceso correspondiente hubieran satisfecho la deuda por la que fueron
condenadas. No obstante, la constancia en el citado Registro tendrá una duración máxima
de seis años, procediéndose a su cancelación automática a la finalización de dicho plazo.
6. La inscripción a la que se refiere este artículo estará, en todo caso sujeta a lo
establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de
Carácter Personal.

¿Necesitas los servicios del abogado especialista en alquileres?

Llama o envía un Whatsapp: 627 31 71 00

Escribe a info@abogadoarrendamientos.com

Si quieres una consulta por teléfono: 807 505 867

En la fecha de publicación de este artículo no se ha dictado ningún Real Decreto al respecto y, por tanto, el Registro aún no existe. Pero ello no significa que no se pueda incorporar a uno de los muchos registros de morosos a un inquilino que debe dinero a un arrendador.

El Reglamento de la Ley Orgánica de Protección de Datos establece los requisitos:

  • Existencia previa de una deuda cierta, vencida, exigible e impagada.
  • Que no hayan transcurrido seis años desde la fecha en que hubo de procederse al pago de la deuda o del vencimiento de la obligación o del plazo concreto si aquélla fuera de vencimiento periódico.
  • Requerimiento previo de pago a quien corresponda el cumplimiento de la obligación.
  • El acreedor deberá informar al deudor, en el momento en que se celebre el contrato de alquiler, y, en todo caso, al tiempo de efectuar el requerimiento al que se refiere la letra c, que en caso de no producirse el pago en el término previsto para ello y cumplirse los requisitos previstos, los datos relativos al impago podrán ser comunicados a ficheros relativos al cumplimiento o incumplimiento de obligaciones dinerarias.

 

¿Quiere difundir el artículo en las redes sociales? Gracias.

Twitter: @joseptermens

Facebook.com: @abogadoarrendamientos