Se alquila más, se compra menos: el número de hipotecas concedidas baja

Se alquila más, se compra menos: el número de hipotecas concedidas baja

Se alquila más, se compra menos: el número de hipotecas concedidas baja

 

El 16 de Julio del presente año 2019 entró en vigor la nueva Ley Hipotecaria o Ley reguladora de los contratos inmobiliarios, como es su nombre oficial.

La entrada en vigor de esta Ley pone sobre la mesa una serie de medidas  que buscan fomentar la protección del consumidor. Entre ellas, la vista previa obligatoria del notario, una mayor información al futuro hipotecado, además de la prohibición de las cláusulas suelo y el establecimiento de incentivos para pasarse al interés fijo.

Todo esto ha generado un análisis más riguroso de parte de las entidades bancarias para otorgar los créditos inmobiliarios, lo que se traduce en un menor número de hipotecas concedidas.

Hoy hablaremos un poco sobre esto.

 

Repunte de la crisis inmobiliaria

La recuperación de la crisis de la burbuja inmobiliaria en España ha sido lenta, pero los últimos años el país se mostrado con una importante tendencia al crecimiento. Según datos de la Asociación Hipotecaria Española, desde 2015 hasta 2018 aumentó casi en un 40%  el número de hipotecas contratadas para adquirir viviendas. A  principios del 2019, la tendencia del crecimiento continuaba, hasta la llegada del mes de junio, cercano a la puesta en vigencia de la nueva Ley Hipotecaria, donde se comenzó a experimentar una baja en la cantidad de hipotecas concedidas.

Pero no sería sino hasta el mes de Agosto donde se haría más palpable el retroceso, pues según cifras del INE. En este mes se experimentó una baja del 30% en las contrataciones de hipotecas con respecto al mismo mes de 2018 y, aunque las razones son varias, la nueva Ley de Hipotecas se ha convertido en un chivo expiatorio.

 

Nueva Ley inmobiliaria

Con la puesta en vigencia de esta Ley, se ha hecho manifiesta la tendencia hacia la prudencia por parte de las entidades bancarias, existiendo requisitos más estrictos y una mayor burocracia, lo que supone que las hipotecas tarden más tiempo en ser aprobadas. Pero esta no es la única razón por la cual la compra de inmuebles mediante hipotecas ha disminuido. En realidad, esta actitud por parte de las entidades bancarias puede responder también a la posible ralentización económica que se prevé en la UE y, por consecuente, España. Así que se trataría de una actitud cuidadosa ante posibles problemas que podrían en el futuro.

 

Aumento de los alquileres

firma de contrato de alquiler

Un  50% es lo que han aumentado los alquileres de vivienda en España los últimos 5 años, según ha dicho el Banco de España. Las causas son varias, pero entre las ya existentes están las trabas burocráticas y la prudencia que presentan las entidades bancarias ante la nueva Ley Hipotecaria y la ralentización económica que aún no ha comenzado y ya está afectando los bolsillos. Por lo tanto, lo más probable es que los alquileres sigan subiendo sin detenerse, porque, como se había comentado en artículos anteriores sobre el alquiler de vivienda en España, no existen suficientes esfuerzos por parte de las autoridades: el mercado de alquiler seguirá siendo escaso, poco accesible y caro.

Aunque se han hecho algunas mejoras en los condiciones para los alquileres, palpables en la nueva Ley de alquileres Urbanos y mientras no se tome en serio el precepto constitucional contenido en el Artículo 47 de la Carta Magna, no se podrá solventar la nueva Crisis inmobiliaria. Esta crisis está comenzando a asomarse tanto en España como en otros países, haciendo que irremediablemente las compras de inmuebles disminuyan, mientras que los alquileres aumentan en cantidad y en precios.