Las reparaciones realizadas por los inquilinos

Las reparaciones realizadas por los inquilinos

Las reparaciones realizadas por los inquilinos

El de arrendamiento es un contrato que conlleva obligaciones para ambas partes. El inquilino debe pagar la renta. El arrendador, entre otras cosas, está obligado a realizar todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en condiciones de habitabilidad (artículo 21 de la Ley de arrendamientos urbanos).

El arrendatario debe comunicar al arrendador la necesidad de realización de tales reparaciones, según dispone el artículo 21.3:

El arrendatario deberá poner en conocimiento del arrendador, en el plazo más breve posible, la necesidad de las reparaciones que contempla el apartado 1 de este artículo, a cuyos solos efectos deberá facilitar al arrendador la verificación directa, por sí mismo o por los técnicos que designe, del estado de la vivienda. En todo momento, y previa comunicación al arrendador, podrá realizar las que sean urgentes para evitar un daño inminente o una incomodidad grave, y exigir de inmediato su importe al arrendador.

¿Necesitas los servicios del abogado especialista en alquileres?

Llama o envía un Whatsapp: 627 31 71 00

Escribe a info@abogadoarrendamientos.com

Si quieres una consulta por teléfono: 807 505 867 (precio: 1,21 €/min si me llamas desde un fijo; 1,57 € si usas el móvil; no hay coste de establecimiento de llamada).

 

La sentencia de la Audiencia Provincial de Baleares, de 24-10-2013, establece las condiciones para que el inquilino haga las obras de reparación que el arrendador no realiza y exigirle el abono de su coste:

  • Acreditar debidamente – peritaje – que la vivienda arrendada precisa de reparaciones necesarias para servir al uso convenido.
  • Acreditar que el deterioro a reparar no es imputable al arrendatario (artículo 21.1 LAU)  y que no se trata de pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda (artículo 21.4 de la LAU). Se acredita con un peritaje.
  • Acreditar que, ante el incumplimiento por parte de la arrendadora de realizar las reparaciones necesarias, las realizó la arrendataria, previa comunicación a la arrendadora, por ser urgentes para evitar un daño inminente o una incomodidad grave (artículo 21.3 de la LAU).
  • Acreditar las obras realizadas y su importe (proyecto técnico y facturas).

 

¿Quiere difundir el artículo en las redes sociales? Gracias.

Twitter: @joseptermens

Facebook.com: @abogadoarrendamientos