Una radiografia de los propietarios, caseros e inquilinos de vivienda en el área metropolitana de Barcelona

Una radiografia de los propietarios, caseros e inquilinos de vivienda en el área metropolitana de Barcelona

Una radiografia de los propietarios, caseros e inquilinos de vivienda en el área metropolitana de Barcelona

 

En la edición impresa del diario barcelonés El Periódico del 12 de marzo de 2020 se publicó una información que quisiera compartir con vosotros. La complemento con datos obtenidos de otras fuentes.

Se trata de un estudio sobre la vivienda, más concretamente de los propietarios y de los inquilinos de vivienda de Barcelona y su área metropolitana, basado en los datos del Observatori Metropolità de l’Habitatge. La población de los 6 municipios suma 3.260.0000 residentes y hay 1.432.000 viviendas.

En el término municipal de Barcelona hay 774.190 viviendas. Pisos en su inmensa mayoría, ubicados en edificios sometidos al régimen de la propiedad horizontal catalana. Por cierto, inmuebles bastante antiguos, muchos de los cuales necesitados de inversión en mantenimiento.

Las 774.190 viviendas de Barcelona pertenecen a 512.178 contribuyentes; una propiedad muy fragmentada.

Lo expongo con más detalle:

1.- El 97,1% de los propietarios (497.325) son personas físicas, que son titulares de 655.300 pisos (el 84,6% del parque de viviendas). Una media de 1,32 pisos por persona física.

2.- Las personas jurídicas sólo son el 2,6% de los propietarios, pero controlan 82.800 viviendas, el 10,7% del total.

3.- Además, hay un 0,2% de propietarios que son titulares de 75.767 viviendas (el 9,8% del total), lo que equivale a una media de 70 cada uno.

4.- Por contra, las administraciones públicas sólo son titulares de 12.000 viviendas, un mísero 1,5%.

Según los datos de 2017, el 61,3% de los hogares barceloneses tenía su vivienda en propiedad. En el resto del área metropolitana el porcentaje llega al 76,8%.

 

Los inquilinos y caseros de viviendas

De los datos antedichos puede deducirse que el casero o arrendador de viviendas de Barcelona es básicamente una persona física propietaria de la casa en la que vive y de otra que alquila, y que los llamados “fondos buitre” no tienen la incidencia que algunos medios de comunicación parecen darles.

Concretamente, el parque de viviendas de alquiler:

1.- Un 69% pertenece a particulares. El 69% de los inquilinos tiene como casero a una persona física, o a más de una si son copropietarias, lo cual es muy frecuente. A principios de 2020 nace ASVAL, una asociación de propietarios de vivienda en alquiler , presidida por Joan Clos, antiguo alcalde de Barcelona y ministro socialista. Su cuenta de Twitter: @ASVAL_Asoc

2.- El 24,3% es propiedad de personas jurídicas. Entre ellas los fondos de inversión como Blackstone, entidades financieras como CaixaBank y el Banco de Sabadell y las SOCIMIs, como Merlin Properties e Inmobiliaria Colonial. Algunos caseros son gestores de inmuebles, como Altamira. Están agrupadas en la Asociación de Inmobiliarias con Patrimonio en Alquiler, Asipa.com, cuyo ámbito es toda España.

3.- Sólo el 5,2% pertenece a administraciones públicas. Este mínimo parque público habitacional, producto de una casi nula inversión en vivienda pública, explica en parte las medidas intervencionistas adoptadas por la Generalitat en el Decreto Ley 17/2019, de medidas urgentes para mejorar el acceso a la vivienda, los intentos de limitar el precio del alquiler mediante unos inoperantes índices de referencia y la obligación de los promotores de destinar el 30% de las viviendas que construyan a vivienda social, medidas muy criticadas por los afectados. Esta última implica que se esté construyendo menos vivienda residencial.

4.- El 1,6% es propiedad de entidades del tercer sector y religiosas.

El pequeño número de viviendas de alquiler en manos públicas contrasta con los datos de la ciudad de Viena, que quizás sea el paraíso de los inquilinos.  De los 1,8 millones de habitantes que tiene la capital de Austria el 62% vive en casas de renta social, que incluyen viviendas municipales y subsidiadas. La ciudad es la principal casera de sus habitantes, con 220.000 pisos municipales repartidos en todos los barrios y administrados por la compañía pública Wiener Wohnen (Viena en vivo, https://www.wienerwohnen.at/). Además, existen 200.000 pisos que cuentan con ayudas públicas y pertenecen a la federación de asociaciones de vivienda de renta limitada (https://www.gbv.at/Document/View/4104). La renta limitada en España es la renta antigua, en vías de desaparición: cuando fallezcan los inquilinos.

Si el porcentaje de hogares en régimen de alquiler en Barcelona es del 35%, en los menores de 30 años la cifra llega hasta el 86,1%, lo que supone una gran brecha generacional y el hecho de que toda la población pueda aspirar a tener su vivienda en propiedad ha pasado a la historia (datos de 2017). Alquileres, por supuesto, a precio de mercado; en el último trimestre de 2019 la renta media de los contratos de arrendamiento de vivienda fue de 1.005 euros. De ahí que en Cataluña exista desde hace un tiempo una asociación de inquilinos llamada sindicat de llogaters , que podeis seguir en Twitter: @SindicatLloguer. 


Contacta con el abogado especialista en arrendamientos en Barcelona