Cómo gestionar tus contratos energéticos para tu nuevo hogar

Cómo gestionar tus contratos energéticos para tu nuevo hogar

Cómo gestionar tus contratos energéticos para tu nuevo hogar

 

Gestionar los contratos energéticos puede convertirse en un calvario si no sabemos los pasos que debemos dar. Por ello en este artículo te haremos una guía sobre cómo dar de alta la luz y de qué manera puedes ahorrar dinero al elegir tu tarifa.

 

Campeones del gasto

¿Sabías que el precio de la luz en España es uno de los más caros de Europa? Esto sucede por diversas razones. Entre ellas se encuentra un IVA del 21%, mientras que en otros países como Reino Unido se reduce al 5% para uso residencial, ya que la electricidad se trata de un bien de primera necesidad. Otra razón es que la cuota por la potencia eléctrica contratada, la parte fija de la factura que se paga con independencia del consumo, es muy alta. Y por último, las empresas eléctricas  españolas cuentan con un gran margen de beneficios, que las sitúa entre las más rentables de la zona Euro. 

Por ello son cada son más las personas que apuestan por buscar tarifas más interesantes. Esto es posible utilizando un comparador de luz antes de contratar una tarifa, ya que de esta forma podemos confrontar las diferentes ofertas para encontrar cuál es la que más se adapta a nuestro consumo y circunstancias. Una vez tengamos claro cuál es la que necesitamos, podemos elegir la comercializadora que queramos y empezar a realizar el trámite legal para disponer de suministro.

 

¿Cómo dar de alta la luz?

Activar el suministro no es una gestión muy compleja, pero es necesario cumplir con una serie de requisitos legales, administrativos y técnicos para poder contratar la luz. En primer lugar, la vivienda debe tener acceso a la red eléctrica, para poder conectar el punto de suministro. Si se cumple este requisito será indispensable contar con el Certificado de Instalación Eléctrica o también llamado Boletín Eléctrico. Las viviendas que cuentan con una Cédula de Habitabilidad deberían tenerlo, pero en el caso de que quieras dar de alta la luz en un local, por ejemplo, lo primero que debes hacer es llamar a un electricista para que revise si la instalación está en buenas condiciones y elabore el certificado. 

Una vez tengas este documento, deberás llamar al teléfono de atención al cliente de Endesa, Holaluz, Repsol o cualquier otra comercializadora y facilitar los siguientes datos y documentos: 

  • Documento Nacional de Identidad del titular.
  • Dirección de la vivienda donde se ubica el suministro.
  • Escritura de la casa o contrato de alquiler.
  • Potencia eléctrica deseada. 
  • Número de cuenta bancaria para domiciliar los pagos.
  • Certificado de Instalación Eléctrica.
  • Tarifa elegida.

Si todo es correcto, el servicio de atención de Endesa, Iberdrola o la comercializadora escogida contactará con la distribuidora asignada en tu región para que envíe un técnico a instalar un contador de luz y precintar el Interruptor de Control de Potencia para dar de alta luz. Este proceso no puede extenderse más de 7 días por ley, ya que está regulado por el Estado al tratarse de un bien de primera necesidad.

¿Te interesa saber cómo ahorrar energía para disminuir tu factura de luz? Te invitamos a leer otros artículos en la red.