Seguros en arrendamientos y propiedad horizontal

Toda persona física o jurídica propietaria o poseedora de un bien inmueble debe tener un seguro que cubra los daños o averías que pueda sufrir. Sin embargo, contratar una póliza de  seguro para un bien inmueble no es una obligación jurídica, es opcional tanto para el propietario como para el arrendatario. Tampoco es obligatorio que las comunidades de propietarios de bienes inmuebles en régimen de propiedad horizontal contraten un seguro ( si el amable lector está interesado en saber qué seguros son obligatorios en España y Catalunya puede consultar http://www.josealburquerque.es/nc_obl.html ). Por consiguiente quien compre una finca urbana en régimen de propiedad horizontal hará bien en conocer si la comunidad de propietarios tiene contratado un seguro  y que riesgos están cubiertos; así sabrá que póliza de seguro contratar. Con la misma finalidad el arrendatario que alquile una vivienda o local de negocio, en régimen de propiedad horizontal o no, deberá averiguar que seguro tiene contratado el propietario. Arrendador y arrendatario pueden pactar la contratación y el pago de la póliza.

En relación a la contratación de seguros de fincas urbanas hay tener en cuenta que los gastos por daños estructurales en el edificio deben pagarlos los propietarios, que el arrendador no está obligado a realizar reparaciones en elementos comunes, que las reparaciones necesarias son de cargo del arrendador y las pequeñas reparaciones a cargo del arrendatario.

Los seguros de alquiler que contratan los propietarios suelen cubrir el continente y la responsabilidad civil por daños a terceros; si se ha alquilado la finca con muebles, electrodomésticos o cualquier otro bien susceptible de ser dañado debería incluir la indemnización por daños en el contenido. El arrendatario debe asegurar el contenido de su propiedad. Creo muy recomendable que contrate un seguro de daños a terceros aunque tal  riesgo ya lo tenga cubierto el propietario.

Cuando se contrata una póliza de seguro debe buscarse el asesoramiento de un profesional del Derecho. Un buen asesoramiento es fundamental para saber si hay que contratar un seguro y que riesgos debe cubrir la póliza.

This entry was posted in Alquiler, Compra, Propiedad horizontal, Temas sociales and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario